HISTORIA DE LOS 1.500 MTS EN VARONES

Historia de la carrera de los 1500 metros del atletismo en varones

 

Profesor de Educación Física

Entrenador Nacional de Atletismo

(Argentina)

Jorge de Hegedüs

jhegedus@uolsinectis.com.ar

 

 

 

Resumen

          Los 1500 metros han tenido su asiento inicial en la carrera de la milla ― 1609 metros ― la cual se desarrollaba en sus comienzos tanto en Inglaterra como en los Estados Unidos. Pero paulatinamente se empezó a competir en la primera de las distancias, hasta llegar a ser una especialidad tanto en los Juegos Olímpicos y los Campeonatos Mundiales del deporte atlético. De todas maneras, en algunos “meetings” atléticos de la actualidad aún se compite en la milla, y hasta se hace referencia cronométrica en el pasaje sobre el kilómetro y medio.

          Palabras clave: Atletismo. Historia. Carrera de 1500 metros

 
http://www.efdeportes.com/ Revista Digital – Buenos Aires – Año 14 – Nº 139 – Diciembre de 2009

1 / 1

    Las primera referencias sobre los 1500 metros se tienen desde mediados del siglo XIX. El primer corredor que llegó a correr por debajo de 4.10 min. fue el atleta norteamericano John Bray, el cual en la ciudad de Bayonne, el 30 de mayo de 1900 registró la marca de 4.09.0 min. La barrera de los 4 minutos fue cruzada por un medio fondista de Inglaterra. Se trató de Harold A. Wilson, el cual registró la marca de 3.59.4/5 min. en el célebre y legendario estadio de White City de Londres. Este hecho tan significativo para el atletismo de entonces ocurrió el 30 de mayo de 1908. Aproximadamente 4 años más tarde, 1912, otro norteamericano, Abel Kiviat corren en Nueva York 3.59.1/5 el 26 de mayo, y luego el 2 de junio hace 3.56. 4/5 min.

    Sin embargo hay que aclarar que ninguno de estos registros se reconoció verdaderamente como récords mundiales oficiales puesto que la Federación Internacional de Atletismo aún no se había fundado. Esto ocurrió el mismo año, y por esta causa se aceptó la marca obtenida por el mismo Abel Kiviat, el cual en la ciudad de Cambridge, pero del estado de Massachussets de los Estados Unidos, el 6 de junio de 1912 estableció la marca de 3.55.4/5 min. Se puede agregar con respecto a este atleta norteamericano, que en los Juegos Olímpicos disputados en la ciudad de Estocolmo ese mismo año, logró la medalla de plata detrás del inglés Arnold Jackson: 3.56.8 y 3.56.9 respectivamente para ambos corredores.

    Cinco años más tarde, el sueco John Zander, el 5 de agosto de 1917 establece un nuevo récord, pues prácticamente corriendo en “solitario” registra 3.54.7 min.

    En 1924 aparece el “finlandés volador”, Paavo Nurmi, el cual en la ciudad de Helsinki, von fecha de 19 de junio de 1924 hace 3.52.6 min. En los últimos 300 metros de esta carrera registró 46.6 seg. Dos años más tarde, el Dr. Otto Pelzer de Alemania, en una gran carrera establece un nuevo récord mundial con 3.51.0, batiendo a Edwin Wide de Suecia y nada menos que a Nurmi; 3.51.8 para el sueco y 3.52.8 para el finlandés.

El “finlandés volador” Paavo Nurmi, el cual llegó a ser récord mundial de los 1500, 2000, 3000, 5000, 10000, 20000 metros, la hora, como también en la milla, 2, 3, y 6 millas.

La barrera de los 3.50 minutos

    El 5 de octubre de 1930 se produce un hecho trascendental en esta distancia del medio fondo. A las 15.20 horas, en el estadio “Jean Bouin”, el corredor francés Jules Ladoumègue corre esta distancia en 3.49.2 min., es decir, es el primer atleta en quebrar la barrera de los 3.50 min. Los registros parciales mostraron lo siguiente: 400 metros en 58.5; 800 metros en 2.00.4 min.; 1200 metros en 3.05.0 min. y los últimos 300 metros en 44.2 seg.

Jules Ladoumège, el primer corredor de la historia en bajar los 3.50.0 en los 1500 metros: 3.49.2 min. Ello ocurrió el 5 de octubre de 1930 en la ciudad de París.

    Tres años más tarde el atleta italiano Luigi Beccali iguala la marca de Ladoumègue en la ciudad de Turín. Ello tuvo lugar el 9 de septiembre de 1933. Pero poco más tarde, el día 17 de septiembre, lo reduce a 3.49.0 min. Sin embargo el récord vuelve a los Estados Unidos después de largo tiempo. El 30 de junio de 1934 el atleta William Bonthron corre los 1500 metros en 3.48.8 min. en ocasión de los Campeonatos Nacionales. Dos años más tarde, y en ocasión de la final de los Juegos Olímpicos de Berlín, específicamente el 6 de agosto de 1936, el único deportista que Nueva Zelanda envió a esos juegos, el atleta Jack Lovelock, gana la medalla de oro en una gran final, descontando la distancia en 3.47.8 min. y con una “levantada” electrizante: 42.4 seg. para los últimos 300 metros. Tres años más tarde viene la hecatombe mundial con la guerra. Casi todo el planeta estuvo envuelto en esta contienda sangrienta. Pero hubo un país nórdico que fue neutral: Suecia. Es por esta causa que desde el año 1941 hasta 1947 sus atletas se lucieron en “solitario”. En efecto, el medio fondista Gunder Hägg con fecha de 10 de agosto de 1941 corre en Estocolmo los 1500 metros en 3.47.6 y un año más tarde, el 17 de julio en la misma ciudad, 3.45.8. min.

Dos grandes corredores de medio fondo suecos, Gunder Hägg y Arne Andersson. Ambos se alternaron en el récord mundial de los 1500 metros en la década de los años cuarenta.

    G. Hägg tuvo un eterno rival, el cual fue su compatriota Arne Andersson. Pues bien, este último emplea en esta distancia 3.45.0 min. y fue en una carrera que se corrió con “hándicap”, es decir, sus rivales partían antes, con determinadas ventajas en segundos. Dicho evento tuvo lugar en la ciudad de Göteborg. Sin embargo Hägg no permitió que esto quedara así, puesto que el 7 de julio de 1944, derrota precisamente a Andersson en es misma ciudad con un registro de 3.43.0. El mismo Andersson entró segundo con su mejor marca: 3.44.0 min. Aquí aparece entonces otro sueco, Lennart Strand, al cual tuvimos ocasión de verle en 1947 cuando junto a otros atletas de elite mundial visitó el Río de la Plata (Buenos Aires y Montevideo). Pues bien, en la ciudad de Malmö, el 15 de julio de 1947, Strand iguala el récord de Hägg, 3.43.0 min.

    Pero una vez finalizada la guerra, comienza paulatinamente la recuperación de las naciones que estuvieron afectadas en este tremendo hecho sangriento. Entre ellos nada menos que Alemania. Es entonces que el 29 de junio de 1952, el medio fondista alemán Werner Lüg corre los 1500 metros en la ciudad de Berlín en 3.43, igualando el récord de Hägg. Cabe destacar que dos años más tarde, el 6 de mayo de 1954, el atleta británico Roger Bannister, es el primer atleta en bajar los 4 minutos en la milla. Corre la distancia en 3.59.4 min. pero haciendo su pasaje por los 1500 precisamente en 3.43.0 aunque este último registro no fue oficial.

    En el mismo año de la hazaña de Bannister, el récord mundial vuelve a los Estados Unidos. El medio fondista Wes Santee corre la milla en 4.00.6 pero cruzando oficialmente el parcial de la distancia métrica en 3.42.8 min. Ello ocurrió en la ciudad de Compton el 4 de junio de 1942. Sin embargo, pocos días más tarde, el 21 de junio, el atleta australiano John Landy compite también en la milla y logra 3.57.9 min. batiendo el récord de Bannister. En esta ocasión, pasó también oficialmente los 1500 metros en el registro de 3.41.8 min. es decir, fue reconocido como récord mundial.

Los húngaros y finlandeses

    En el país de los “magyares” y con orientación del famoso entrenador Mihaly Igloi, irrumpen varios medio fondistas que dieron mucho que hablar en ese entonces. En efecto, el 28 de julio de 1955, en el Estadio Olímpico de la ciudad de Helsinki, el atleta Sándor Iharos bate el récord de Landy, llevándolo a 3.40.8. Pero casi dos meses más tarde, el 6 de septiembre, en la ciudad de Oslo, un compatriota de Iharos como también compañero de Club, Laszlo Tábori y el dinamarqués Gunnar Nielsen, en una reñida llegada igualan el registro mundial: 3.40.8. El primero de ello registró 40.8, mientras que el segundo 41.6 para los últimos 300 metros. Al año siguiente, otro atleta entrenado pro Igloi, István Rózsavölgyi reduce la marca de sus compatriotas y del dinamarqués a 3.40.6 min. Hungría no podía pedir nada mejor, tres de sus medio fondistas lograban récords mundiales. Pero en 1957 se oyó nuevamente a los finlandeses. En efecto, ocurrió algo similar en la ciudad de Turku, Finlandia, con un hecho bastante similar al año anterior entre Tábori y Nielsen, cuando dos corredores “suomis” empatan con el mismo tiempo los 1500 metros. Olavi Salsola y Olavi Salonen hacen 3.40.2 min., aunque con una ligerísima ventaja para el primero de ellos. Inclusive, otro finlandés, Olavi Vuorisalo, ocupando el tercer lugar en esta competencia, también mejora el registro de Rózsavölgyi con 3.40.3. Esto ocurrió el 11 de julio de 1957.

    Pero aquí ya se estaba percibiendo algo que ocurriría en cualquier momento, es decir, quebrar la marca de los 3.40.0 min.

La barrera de los 3.40.0 minutos

    ¿Cuándo se produjo esto? Exactamente un solo día después de la gran carrera de los tres finlandeses anteriormente mencionados. El 12 de julio, el atleta Checoeslovaco Stanislav Jungwirth registra nada menos que 3.38.1 min. en una competencia disputada en el estadio “Houska” de la ciudad de Stara Boleslav (situada actualmente en la República Checa) y corriendo prácticamente en solitario. Este registro cronométrico realmente hizo un fuerte impacto en el mundo atlético, ¡romper la barrera de los 3.40.0 minutos!

Stanislav Jungwirth, atleta checo. Fue el primero en correr los 1500 metros por debajo de los 3.40.0 minutos.

    Sin embargo, al año siguiente el récord pasa al país de los “canguros”, Australia. El atleta Herb Elliott corre en un encuentro internacional disputado en la ciudad sueca de Göteborg nada menos que 3.36.0 min. Hay que aclarar que el mismo Stanislav Jungwirth ocupa el segundo lugar con 3.39.0 y el húngaro Rózsavölgyi el tercero, con su mejor marca hasta ese momento, 3.40.0 min. Esto ocurrió el 28 de agosto del año 1958. Dos años más tarde, este australiano, Herb Elliot, demuestra su gran clase nada menos que en la final de los Juegos Olímpicos de Roma. En efecto, el 6 de septiembre de 1960 reduce el récord del mundo a 3.35.6 min. El francés Michel Jazy ocupa el segundo lugar con 3.38.4 y el húngaro Rózsavölgyi le da finalmente una medalla a su país por el tercer lugar mediante 3.39.2 min. Elliot registró 41.6 seg. para los últimos 300 metros.

    Tardaron 7 años para que el registro de Elliot fuera superado. En este caso fue el corredor norteamericano “Jim” Ryan, el cual, el 8 de julio de 1967 en la ciudad de Los Ángeles establece la marca de 3.33.1 min. y con ello se superaba otra barrera, los 3.35.0 minutos. Además, fue el atleta que hizo los últimos 300 metros más rápidos hasta ese momento: 39.5 seg. e inclusive los últimos 800 metros en 1.50.5 min. (¡!).

“Jim” Ryan, de los Estados Unidos. El primer atleta que corrió por debajo de los 3.35.0 minutos. Ello ocurrió el 8 de julio de 1967 en la ciudad de Los Ángeles: 3.33.1 min

    Pero a partir de ese momento empieza aparecer paulatinamente el continente africano cuando el medio fondista de Tanzania Filbert Bayi, en la ciudad de neozelandesa de Christchurch establece la marca de 3.32.2 min. Esta competición tuvo lugar el 2 de febrero de 1974.

Los ingleses

    A partir de los años ochenta del siglo pasado se destacaron varios corredores provenientes de las Islas Británicas. El primero de ellos fue uno que tuvo títulos olímpicos y mundiales. Se trató de Sebastián Coe, el cual en la pista veloz de Zürich, Suiza, el 15 de agosto de 1979 estableció un nuevo récord mundial con 3.32.1 min. y en una competición en la que 6 corredores cubrieron la distancia en menos de 3.40 min. Pero un año más tarde, el 15 de julio de 1980, otro atleta inglés Steve Ovett iguala el registro de Coe, en una competición efectuada en la ciudad de Oslo y en la que ya fueron 8 los que lo hicieron por debajo de los 3.40. Entre ellos hubo ya varios del continente africano, lo que paulatinamente preludiaba un futuro muy exitoso para ellos. Pero a partir del registro de Ovett las marcas comenzaron a medirse electrónicamente. Por esta causa, el mismo Steve Ovett corrió los 1500 metros en 3.31.36 min. Ello tuvo lugar en la ciudad alemana de Koblenz el 27 de agosto de 1980. Tuvo que pasar tres años más para que se mejorara el registro de Ovett. Se trató del norteamericano Sydney Maree el cual el 28 de agosto de 1983 en la ciudad alemana de Colonia (Köln), establece un nuevo primado mundial de 3.31.24 min. En esta competición fueron 9 los corredores los que hicieron registros por debajo de los 3.40 min. Pero no tuvo que pasar mucho tiempo, apenas un mes, cuando nuevamente Steve Ovett, en la ciudad italiana de Rieti, el 4 de septiembre realiza 3.30.77 min. Por lo que podemos observar, cada vez se estaba más cerca del “límite” de los 3. 30 min. ¿Se iría a romper esta barrera?

La barrera de los 3.30 minutos

    Sí, la “barrera” se quebró mediante otro talentoso corredor británico, “Steve” Cram, el cual en la ciudad francesa de Niza, el 16 de julio de 1985, en una furibunda final prevalece sobre el atleta marroquí Said Aouita. Cram realizó 3.29.67 min. mientras que Aouita 3.29.71. ¡Dos atletas por debajo de los 3.30 minutos! Cram corrió los últimos 300 metros en 40.0 mientras que el marroquí 39.2 seg.

“Steve” Cram. Corredor británico, el cual fue el primero en cruzar la barrera de los 3.30.0. Fue en Berlín Occidental el 23 de agosto de 1985: 3.29.67 minutos

África

    Pero desde el norte del continente africano irían a modificarse las cosas. De ello se encargó el ya nombrado marroquí Said Aouita; el 23 de agosto de 1985 en un gran encuentro realizado en el estadio olímpico de la ciudad de Berlín (Occidental) reduce el récord a 3.29.46 min. En esta competencia nada menos que 10 medio fondistas superaron la barrera de los 3.40 min. Aouita cubrió los últimos 800 metros en 1.50.0 (¡!). Luego de ello le tocó el turno a Argelia mediante su medio fondista Noureddine Morceli. Este gran atleta, especialista desde los 800 metros hasta los 5000, el 6 de septiembre de 1992 corrió los 1500 metros en 3.28.86. Ello ocurrió en un encuentro celebrado en la ciudad de Rieti. Morcelli obtuvo medallas de oro en 4 campeonatos mundiales en esta especialidad: Tokio 1991; Stuttgart, 1993; Gotemburgo, 1995; y mundial de pista cubierta, Sevilla, 1991. Además fue Campeón Olímpico en Atlanta, 1996. Luego de ello vuelve a mejorar su marca en la ciudad de Niza, Francia. Ello sucedió el 12. de julio de 1995. Morcelli establece la nueva marca de 3.27.73 min.

    Finalmente aparece uno de los corredores más notables de los últimos tiempos, y que se adueñó de varios récords mundiales.

Hicham El Guerrouj, actual récord mundial de los 1500 metros y de la milla: 3.26 y 3.43.13 minutos

    Se trata del representante de Marruecos Hicham El Guerrouj el cual el 14 de julio de 1998 corre los 1500 metros en el registro extraordinario de 3.26.00 min. En esta competición 11 atletas superaron la barrera de los 3.40 min.

    El Guerrouj tuvo los siguientes parciales: 400: 54.3; 800:1.50.7; 1000: 2.28.8; 1200: 2.46.34 min. Los últimos 300 metros los cubrió en 39.66 seg.

    Llamativamente a partir de este registro de El Guerrouj hubo un estancamiento en la superación de los registros en el medio fondo atlético. Son varios los atletas que rondan por los 3.30 minutos. Pero parece que el récord de este gran atleta marroquí es “intocable” desde hace 11 años. Desde esta página esperamos que en breve aparezca otro medio fondista que no solamente mejore el registro de El Guerrouj, sino que también cruce la barrera de los 3.25 min.

 

Tomado de: http://www.efdeportes.com/efd139/historia-de-los-1500-metros-del-atletismo.htm 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s