ELKIN SERNA

‘Ya supe que es la felicidad’, aseguró el medallista de plata paralímpica, Elkin Serna

Foto: EFE

Elkin, nació en Urrao (Antioquia), y por un metal conseguirá lo que por 23 años de vida le fue totalmente esquivo

El atleta colombiano, segundo en la categoría T12 (visión baja) en los Juegos en maratón de 42 kilómetros, supo sortear la falta de oportunidad y el maltrato de la vida.

·                                 Elkín Serna habla de su vida

El desplazamiento por violencia y una retinitis pigmentos, una discapacidad visual en donde la retina pierde sensibilidad y puede terminar con una ceguera total, han sido otros hechos que marcaron la vida de Elkin, un paisa, nacido en Urrao (Antioquia) y que paradójicamente por un metal de plata conseguirá lo que por 23 años de vida le fue totalmente esquivo.

"En 1998 tuvimos que huir de la vereda La Magdalena, cerca a Urrao. Algunos familiares se habían enlistado en la guerrilla, otros con los paramilitares y nosotros éramos los que íbamos a pagar las consecuencias, ambos grupos nos querían matar porque creían que éramos cooperadores", dijo Serna, quien huyó a Medellín junto con su mamá Lida, su papá Joaquín y Néstor, su hermano.

"Nos instalamos en la casa de mis abuelos paternos. Mi mamá me envió donde una tía que vivía en la costa por cerca de un año. Cuando llegué de nuevo a Medellín arrendamos una casa entre ella y yo porque mi papá nos dejó. Mientras mi mamá trabajaba haciendo el aseo en diferentes casas yo, con 13 años, vendía empanadas en las estaciones del Metro", señaló.

Por cosas de la vida, Serna y su mamá, junto con Néstor, su hermano, debieron aceptar un trabajo en una finca en el oriente antioqueño. Allí y después de caminar diariamente y por un año 14 kilómetros, siete kilómetros de ida y siete de vuelta desde la finca hasta la Escuela Rural Integrada La Honda y viceversa, Elkin retornó a Medellín, pues tenía claro que quería practicar el atletismo y encontró ayuda en los atletas Diego Colorado y William Naranjo, así como de su primer entrenador, Juan Guillermo Jaramillo, una especie de mentor.

"En la Liga de Atletismo de Antioquia me enteré de que existían unos juegos especiales para deportistas con discapacidades físicas como yo. Con el tiempo, tanto Indeportes como Coldeportes creyeron en mí y pude asistir al Mundial de Sao Paulo (Brasil) el año pasado, en donde logré la marca mínima para ir a Pekín. Luego regresé a Río de Janeiro (Brasil) y allí confirmé mi marca, no lo podía creer, asistiría a unos Juegos Paralímpicos, un sueño que se me cumplió, y muy rápido", afirmó.

Entre tanto, Serna seguía pintando hilos de cuero de chivo, un trabajo que le ayudó económicamente por unos meses. Luego, un amigo suyo le ofreció laborar en una empresa de pulpas de frutas, y con los 600.000 mil pesos de sueldo pagaba el arriendo y los servicios públicos. Lo poco que le quedaba era para el transporte y la alimentación, pero su situación mejoró cuando entró al grupo de deportistas apoyados del Inder de Medellín y de Coldeportes y dejó de trabajar. Empezó a percibir mensualmente $1’800.000.

"Pensé que había sido tercero porque antes pasó un mexicano, pero era de otra categoría. Agotadísimo pasé la meta. Mi entrenador, Libardo Hoyos, me avisó que había sido segundo y por primera vez en mi vida supe en qué consistía la felicidad", aseguró Elkin, quien espera con la plata que se ganó invertir…sí, en una casa, así como lo hicieron Fuentes, Salazar y Rentería.

Tomado de: www.eltiempo.com

ANDRÉS BOTERO B.
andbot@eltiempo.com.co
REDACCIÓN DE DEPORTE

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s