.

Sugerencias básicas al iniciar un programa de entrenamiento o acondicionamiento con la carrera

1. Cubrir de 10 a 15 minutos: Deben de transcurrir entre 5 y 10 minutos de movimiento continuo para que se active el “efecto de entrenamiento”, para sacudir la modorra y para que las trancas y el entusiasmo empiecen a fluir. De modo que cualquier cosa por debajo de 10 minutos continuos no contribuirán mucho al acondicionamiento. Para un acondicionamiento, 10 a 15 minutos, regularmente aplicados constituyen una sesión de entrenamiento adecuada.
Empiece a este nivel en el día uno (a menos que pruebas previas hayan indicado que el estado físico es tan pobre que usted no pueda caminar ese tiempo cómodamente).

2. Use el test de hablar: Si usted puede hablar mientras corre, está muy bien. Si jadea, está  yendo demasiado rápido, la entrada de oxígeno debe ser regular y adecuada para satisfacer las   necesidades inmediatas. Un ritmo lento asegura un pleno suministro de oxígeno.  El test de hablar asegura un ritmo lento.

3. Entrénese pero no se esfuerce en exceso: Esta frase la debe recordar toda la vida el  corredor. Correr no debe ser agotador, especialmente en etapas de acondicionamiento. Los corredores no debieran ir más allá de los límites de un cansancio placentero en su entrenamiento.

4. Si es necesario emplee intervalos: Empiece el período de 10 a 15 minutos con la intención de correr tanto como pueda, recordando mantener su ejercicio aeróbico y de no esforzarse excesivamente; hágalo con una marcha cómoda, un poco más rápido que caminar. Si la respiración se hace difícil o si aparece dolor, reduzca la velocidad hasta una caminata   y siga caminando vivamente hasta que se sienta recuperado entonces vuelva a correr y repita    el proceso sin es necesario hasta que haya completado el tiempo (o la distancia). Algunos principiantes correrán todo el tiempo, otros lo harán casi todo caminando. No importa como lo haga con tal que lo haga; confíe en las señales y reacciones de su propio cuerpo.

5. Progrese a su propio ritmo: Cada corredor debe establecer su propio ritmo, sus propios   estándares de progreso y su propio criterio de éxito. Toda persona necesita sentir que está   progresando, ya sea caminando los 10 – 15 minutos o corriendo todo el tiempo o empezando   con ese tiempo y aumentando el trabajo. En la actividad de correr el progreso se mide fácilmente,use como mejor orientación el tiempo o la distancia y su reacción a ello.

6. Sea regular: El progreso no llegará a menos que usted practique la actividad por lo menos día por medio. Recuerde, también que el descanso es importante, especialmente al comienzo, cuando el cuerpo está pasando por cambios drásticos. Correr día por medio es una aplicación del principio de “arduo – fácil”.

7. Darse tiempo: Los expertos dicen que al individuo no condicionado le lleva uno a cuatro meses superar la mitad del camino hacia la aptitud física.

8. Evite el síndrome del cronómetro: Hay una delgada línea que separa los planes y tiempos útiles de los que son peligrosos; las metas son buenas y necesarias, pero solo si usted mantiene el control. Si se vuelve esclavo de ellas, empiezan a hacerle daño.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s