BEBIDAS ENERGIZANTES

El Rincón Del Entrenador, #34, 2003
GSSI BASE Lationoamérica

Bebidas Energizantes

Por JUAN MANUEL SARMIENTO C., M.D.
Médico del Deporte
Universidad El Bosque
Bogotá D.C., Colombia

¿Que es una
bebida energizante?

Desde hace algunos
años el mercado esta inundado de las bebidas denominadas
"energizantes", que según sus productores, fueron creadas para
"incrementar la resistencia física, proveer reacciones mas veloces y mayor
concentración, aumentar el estado de alerta mental (evitar el sueño),
proporcionar sensación de bienestar, estimular el metabolismo y ayudar a
eliminar sustancias nocivas para el cuerpo". Además, de la estimulación
que producen, crean un estado de euforia lo cual permite mantenerse hiperactivo
por varias horas y neutralizan en cierta forma el efecto de las bebidas
alcohólicas, produciendo una estimulación del metabolismo.

Los ingredientes
principales de la mayoría de estas bebidas son: taurina, cafeína, guaraná,
ginseng, glucuronolactona y vitaminas. Algunas poseen minerales, inositol y
carnitina, entre otras sustancias. Muchas de estas sustancias son de origen
vegetal. Algunos de estos ingredientes son clasificados como
"adaptógenos" (ayudan a la normalización de funciones de sistemas del
cuerpo alteradas por la tensión). Los deportistas a menudo usan estos
adaptógenos porque el ejercicio es considerado una forma de estrés.

APARENTES
RAZONES PARA CONSUMIRLAS

Algunos
deportistas consumen estas bebidas con el fin de incrementar su rendimiento en
deportes de resistencia o larga duración (atletismo, ciclismo, natación, etc.)
y para inducir hipertrofia muscular y fuerza (fisicoculturismo, levantamiento
de pesas, lucha libre, etc.). También se consumen para incrementar rendimiento
en eventos tanto deportivos como recreativos, mejorar la recuperación, mantener
la salud durante los intensos períodos de ejercicio y reducir la grasa
corporal. Al haber una escasez en investigación los beneficios anteriormente
citados no tienen un sustento científico adecuado para asegurarlo.

La Comisión del
Codex de Nutrición y Alimentos para Usos Dietarios Especiales en su 23a
sesión realizada en Berlín, Alemania el 30 de noviembre de 2001 define la
bebida energética como "Una bebida utilizada para proveer alto nivel de
energía proveniente de los carbohidratos (también grasas y proteínas) al
cuerpo. Esta bebida no intenta compensar la pérdida de agua y minerales debido
a la actividad física". Sin embargo, el termino de energía utilizado en el
nombre y descripción de algunos productos que actualmente están en el mercado
se refiere a cierto efecto farmacológico de algunas sustancias activas, y no a
la provisión de calorías de los nutrientes. Esto puede crear confusión dentro
de los consumidores.

Estas bebidas no
son vendidas como medicamentos, pero pueden contener algunas sustancias que
podrían ser clasificadas como adictivos. El riesgo asociado con los altos
niveles de cafeína parece ser el problema más común de estas bebidas en
comparación a otras sustancias utilizadas como taurina, glucuronolactona,
inositol, extracto de guaraná. Además, la presencia de sustancias como
carnitina o taurina, que normalmente se encuentran en los alimentos en forma
natural, no tiene justificación nutricional.

Contenido de
las Bebidas y sus Efectos

Carbohidratos: La
mayoría de estas bebidas contienen cerca de 20 a 30 gramos de
carbohidratos, incluso alguna de ellas hasta 70 gramos, en forma de
fructosa, sacarosa, dextrosa, glucosa y maltodextrinas. Teniendo en cuenta su
alto contenido de carbohidratos no es recomendado ingerirlas antes o durante el
ejercicio debido a que retardan el vaciado del estómago y la posterior
absorción intestinal.

Vitaminas: Se
encuentran todas las vitaminas del complejo B, así como vitaminas C y E. Sin
embargo, múltiples investigaciones han comprobado que la adición de éstas no
ofrece ningún beneficio extra siempre y cuando la persona mantenga una
recomendación nutricional óptima según su edad, género y demandas físicas.
Varios estudios reportan que los atletas que consumen dietas alta en calorías
que contienen el aporte nutricional recomendado (ANR) de los nutrientes tienen
poca deficiencia de vitaminas o de minerales.

Carnitina: Es un
componente que actúa en el metabolismo de las grasas. Es necesario para la
oxidación de las grasas a nivel de la mitocondria de las células. Se ha
hipotetizado que podrían incrementar el rendimiento deportivo por mecanismos
tales como incremento de la oxidación de ácidos grasos, alterando la
homeostasis de la glucosa, aumentando la producción de acilcarnitina,
modificando la respuesta al entrenamiento y mejorando la resistencia de la
fatiga muscular. Sin embargo, los estudios disponibles hasta ahora no permiten
dar conclusiones, pero sugieren que un complemento no incrementa la máxima captación
de oxígeno (VO2max) durante el ejercicio o el reposo, ni el
rendimiento deportivo. Igualmente, varios estudios controlados han evidenciado
que no ayuda a perder peso o reducir grasa corporal por incrementar la
oxidación de grasa y reducir la degradación de glicógeno durante ejercicio
prolongado de ciclismo o atletismo, incrementar el VO2max y reducir
la acumulación de lactato durante el ejercicio máximo o submaximo ni mejorar el
rendimiento deportivo. Luego de su ingesta, se puede observar incremento a nivel
plasmático pero no a nivel muscular. Normalmente las personas sanas producen
suficiente carnitina para mantener las funciones del organismo. Cerca del 98 %
de la carnitina esta presente en el músculo esquelético y el corazón.

D- Ribosa: Es un
azúcar simple, siendo eje del material genético y el punto de partida para la
producción de adenosina trifosfato (ATP).

Taurina: Es un
aminoácido condicionalmente-esencial, funciona como un transmisor metabólico,
desintoxicante y acelera la contractilidad cardiaca. No se utiliza en la
síntesis de la proteína. Ha demostrado ser esencial en ciertos aspectos de
desarrollo de mamíferos. Estudios in vitro en varias especies han demostrado
que los niveles bajos de ésta se asocian con varias enfermedades, como cardiomiopatia,
degeneración retinal y retraso de crecimiento, sobre todo si la deficiencia
ocurre durante el desarrollo.

Glucuronolactona:
Aparentemente cumple con una función detoxificante.

Inositol: El
cuerpo lo puede producir desde la glucosa, por ello no es realmente esencial.
El inositol como fosfatidil inositol tiene su función primaria en la estructura
e integridad de la membrana celular y al igual que la colina puede ayudar en la
nutrición celular del cerebro. Es especialmente importante en las células de la
medula ósea, tejidos del ojo e intestinos. Se ha utilizado en el tratamiento y
prevención de la aterosclerosis por ayudar a disminuir el colesterol pero no
hay una buena evidencia para ello.

Cafeína: Es la
sustancia psicoactiva más ampliamente ingerida en el mundo. Es uno de los
componentes no nutritivos común dentro de las bebidas y dietas de los
deportistas y ahora se encuentra en las bebidas energizantes. Desde hace mucho
tiempo es considerada como una sustancia ergogénica en el rendimiento deportivo,
pero sólo desde hace una década existen numerosos estudios bien controlados
donde claramente demuestra su eficacia con relación a ejercicios de resistencia
y cortos e intensos. Hasta el momento el mecanismo exacto por el cual actúa no
esta bien determinado. Las tres principales teorías que se sugieren son: Un
efecto directo en el sistema nervioso simpático, llevando un efecto
estimulatorio a las señales neurales entre el cerebro y la unión neuromuscular.
La segunda teoría propone un efecto directo en el metabolismo del músculo
esquelético por incremento del AMPc; y la tercera y más aceptada tienen que ver
con un incremento en la oxidación de las grasas con ahorro del almacenamiento
de los carbohidratos endógenos, mejorando así el rendimiento especialmente en
ejercicio donde los carbohidratos disponibles son un límite en el rendimiento.
Permite, así, que el atleta entrene con mayor fuerza, por más tiempo y
retardando la fatiga.

La cafeína ha
sido, por muchos años una sustancia restringida por el Comité Internacional
Olimpico para los atletas en competición donde solo se permite un máximo de 12 m g de cafeína por
mililitro en orina, equivalente a 6 tazas de café expreso. Sin embargo, a
partir de Enero de 2004 será removida de la lista de sustancias prohibidas, en
una decisión un poco controversial. Además, la cafeína incrementa la presión
arterial por elevación de la resistencia vascular y este efecto es mayor y más
prolongado en pacientes hipertensos y al combinarse con otros estimulantes se
han asociado a eventos cardiacos y muerte.

Ginseng: Es una de
las hierbas más estudiadas para el rendimiento deportivo y tiene varias
especies. Se utiliza en países del Asia como costumbre dietaria y médica
principalmente en China y Corea. La utilización tradicional es para restaurar
la energía de la vida. En animales ésta produce estimulación del sistema
nervioso central o también lo puede deprimir.

No existe
evidencia científica que demuestre que el ginseng incrementa la tolerancia al
ejercicio y el rendimiento atlético. Sin embargo, puede mejorar la sensación
general de bienestar. Algunos estudios sugieren que puede incrementar la
presión arterial (se ha relacionado con hipertensión) y los niveles de
estrógenos en las mujeres (por ello no se recomienda en pacientes con cáncer de
seno). Es importante evitar mezclarla con medicamentos como aspirina y con
efectos anticoagulantes (dipiridamol, warfarina), por que esta hierba podría
incrementar este efecto y causar sangrado espontáneo. Igualmente debe evitarse
en personas que toman medicamentos tipo digitálicos.

Guaraná:
(Paullinia cupana) Es un gran arbusto leñoso nativo de Amazonas, utilizado como
planta medicinal. Contiene altas concentraciones de cafeína y se ha utilizado
como estimulante y supresor del apetito, para el dolor de cabeza, el exceso de
trabajo mental, la fatiga en ambiente caluroso y más recientemente para la
pérdida de peso. Como cualquier producto con cafeína el guaraná puede causar
insomnio, temblor, ansiedad, palpitaciones, frecuencia urinaria e hiperactividad.

No la deben
consumir personas con problemas cardiacos o con hipertensión, enfermedades
renales, hipertiroidismo o desórdenes de ansiedad o nerviosos; tampoco se
recomienda en niños ni en mujeres durante el embarazo o durante el período de
lactancia. No ha sido evaluada por la FDA en cuanto a seguridad, efectividad y
pureza. Hasta ahora no se conocen bien los riesgos potenciales o ventajas.
Adicionalmente no hay una estandarización que regule su producción.

Schizandra: Es una
hierba medicinal tradicional en China que se ha utilizado como astringente,
para el tratamiento de la tos, asma, sudoración nocturna y diarrea crónica;
también es utilizada para el tratamiento de la fatiga crónica. Se ha
clasificado como adaptógeno. Se recomienda no utilizarla en embarazadas ni en
personas con hipertensión arterial, pacientes con úlcera péptica o epilepsia.

Damiana: La
describen como purgante, diurético, tónico, estimulante y afrodisíaco.

Mate: Tónico,
diurético, diaforético y poderoso estimulante. En altas dosis puede producir
vómito y diarrea.

CONCLUSIONES

La aparición de
estas bebidas ha traído como consecuencia el incluir una nueva clasificación
dentro de ellas. El término mas adecuado sería de bebidas estimulantes más que
energizantes, debido a que aunque algunas proveen carbohidratos, la composición
de muchas de ellas tiene más acción farmacológica de tipo estimulante.

No hay
justificación ni nutricional para su uso, ni como reemplazo de líquidos y
electrolitos. Por el contrario, la adición de cafeína puede causar un efecto
farmacológico, que según su concentración puede ser un estimulante, el cual
puede producir cambios del comportamiento en la población y resultar en
situaciones difíciles desde el punto de vista social.

Aunque la
publicidad existente es bastante grande, hasta el momento no hay evidencias
científicas claras que soporten su utilización en ningún caso, por el contrario
algunos de sus ingredientes podrían causar efectos secundarios importantes en
ciertas poblaciones.

LECTURAS SUGERIDAS

American College of Sports Medicine, American Dietetic
Association, Dietitians of Canada. Nutrition and athletic performance. Med. Sci
Sports Exerc. 32(12): 2130-2145. 2000.

Applegate E. Effective nutritional ergogenic aids. Int
J Sport Nutr Jun;9(2):229-39 .1999

Bucci L.R. Selected herbals and human exercise
performance. Am J Clin Nutr, 72 (suppl):624S-36S. 2000.

Leslie Bonci. "Energy" Drinks: Help, Harm Or
Hype?. Sports Science Exchange 84.
15 (1). 2002

Lieberman HR. The effects of ginseng, ephedrine, and
caffeine on cognitive performance, mood and energy. Nutr Rev. Apr,59(4):91-102.
2001

Murray R.. Energy drinks: Risk versus benefits. http://www.gsssiweb.com/

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s